#SociedadGenealogicaydeHistoriaFamiliardeMexico 33988 La guerra y conquista territorial que Estados Unidos infligió a México

Estándar

El martes, 20 de septiembre de 2016, 11:12:42 (UTC-5), Jose Luis Montemayor escribió:

Buenos días

¿Alguien sabe si durante la intervención de Estados Unidos algún país, o el mismo Papa, intervino en defensa de México?

JL Montemayor

El 20 de septiembre de 2016, 10:59, Sociedad Genealogica y de Historia Familiar de Mexico – Presidencia <genealog…@gmail.com> escribió:

La guerra y conquista territorial que Estados Unidos infligió a México

Acerca del Evento

A cargo de la
Dra. Patricia Galeana

Los intereses expansionistas de Estados Unidos se manifestaron desde el reconocimiento de la independencia de nuestro país.

Al rehusarse los gobiernos de México a vender territorios, optaron por invadir la zona en disputa e hicieron aparecer al Senado de aquel país como si la agresión hubiera partido de México.

Información General

Martes, 27 de septiembre a las 12:30 horas.

Auditorio
Museo de Historia Mexicana

Evento gratuito

Contacto

amor…@3museos.com
(81) 2033 9898 Ext.112

Jose Luis Montemayor

Existen antecedentes en el sentido de que los británicos a través de los canales diplomáticos respectivos, participaron intercediendo y convenciendo al gobierno de los Estados Unidos para negociar la paz con su vecino del sur, consiguiendo que se firmara el Tratado “Guadalupe Hidalgo”, el día 2 de febrero de 1848, dando término a las acciones bélicas restituyéndose la paz; en ese orden de idea, México reconocía la independencia de la República de Texas, fijaba su frontera con la nueva república en el embalse del río Bravo, cediendo adicionalmente a los Estados Unidos el territorio de la Alta California y el de Nuevo México como compensación, lo cual significó para México la pérdida de más del 55% de su territorio, los Estados Unidos pagarían una compensación de 15 millones de dólares por el territorio mexicano perdido durante la guerra.

Estados Unidos se adjudicó tierras de enorme riqueza agropecuaria, maderable, minera, petrolera, así como excelentes puertos, logrando una inmejorable posición estratégica y geopolítica mundial, cumpliendo puntualmente sus expectativas soportadas en base a la doctrina Manifest Destiny (del destino manifiesto, recientemente hecha pública por John L. Sullivan en 1845) en amplia concordancia con la doctrina Monroe, proclamada por los Estados Unidos en manifiesta oposición al colonialismo amenazante que representaba la restauración monárquica del viejo mundo y la Santa Alianza luego de las guerras napoleónicas.

Es oportuno considerar la decisión adoptada por el Batallón “San Patricio”, integrado principalmente por inmigrantes irlandeses, otros de origen alemán, inglés, escoces, algunos más provenientes de Francia y de Italia, la gran mayoría católicos, los que fueron considerados como traidores por haber desertado del ejército estadounidense desde los primeros enfrentamientos que sostuvieron con el ejercito del país vecino, pasando a defender la invasión de que eran objeto los mexicanos; de hecho, quienes conformaban esa unidad militar, manifestaron que hicieron lo que hicieron, en el cumplimiento de sus propios ideales, contrarios a la tendencia expansionista de parte de los norteamericanos, independientemente de perseguir el sueño de ser libres que les había motivado emigrar de sus lugares de origen.

Es entendible que soldados originarios de algunos países europeos avecindados en Estados Unidos, intervinieron en defensa de México, en menoscabo sine qua non de sus propios intereses.

Cabe agregar que estadounidenses norteños y personajes pertenecientes al Partido Republicano, se opusieron abiertamente a la declaración de guerra que el Congreso de los Estados Unidos autorizó el 13 de mayo de 1946, en tanto que los sureños esclavistas y los demócratas la apoyaron decididamente; en este caso, el voto a favor de la guerra fue mayoritario, pero el Congreso estaba profundamente dividido, pues muchos estados del norte creían que la Guerra Mexicano-estadounidense era una confabulación de los estados del sur, para extender la esclavitud a los nuevos territorios arrebatados a México.

En México, de acuerdo con la Constitución federal de 1824, la esclavitud estaba prohibida, los abolicionistas norteños consideraban la guerra como un intento de expandir la esclavitud, favoreciendo a los dueños de esclavos, asegurando con ello el desarrollo y el bienestar económico de su nación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s