Archivos Mensuales: diciembre 2014

Genealogía de México 32940 Muy feliz 2015

Estándar

In a message dated 12/31/2014 11:28:24 A.M. Pacific Standard Time, genealogia.org.mx@gmail.com writes:

Que este años que esta iniciando pueda ser venturos y lleno de prosperidad.

Nuestro deseo es que podamos seguir ayudandote en tus investigaciones.

—-
Benicio Samuel Sanchez
Genealogista e Historiador Familiar

Email: samuelsanchez
Website: http://www.Genealogia.org.mx
Cell Phone: 811 191 6334 Skype: Genealogia.org.mx

“Haz tu Arbol Genealogico…El Arbol mas Hermoso de la Creacion”
Por medio de la historia familiar descubrimos el árbol más hermoso de la creación: nuestro árbol genealógico. Sus numerosas raíces se remontan a la historia y sus ramas se extienden a través de la eternidad. La historia familiar es la expresión extensiva del amor eterno; nace de la abnegación y provee la oportunidad de asegurarse para siempre una unidad familiar”.
(Élder J. Richard Clarke, Liahona julio de 1989, pág.69)
LOGO_2011.gif

Anuncios

Genealogía de México 32939 Muy feliz 2015

Estándar

Que este años que esta iniciando pueda ser venturos y lleno de prosperidad.

Nuestro deseo es que podamos seguir ayudandote en tus investigaciones.

—-
Benicio Samuel Sanchez
Genealogista e Historiador Familiar

Email: samuelsanchez
Website: http://www.Genealogia.org.mx
Cell Phone: 811 191 6334 Skype: Genealogia.org.mx

"Haz tu Arbol Genealogico…El Arbol mas Hermoso de la Creacion"
Por medio de la historia familiar descubrimos el árbol más hermoso de la creación: nuestro árbol genealógico. Sus numerosas raíces se remontan a la historia y sus ramas se extienden a través de la eternidad. La historia familiar es la expresión extensiva del amor eterno; nace de la abnegación y provee la oportunidad de asegurarse para siempre una unidad familiar”.
(Élder J. Richard Clarke, Liahona julio de 1989, pág.69)
LOGO_2011.gif

Genealogía de México 32937 estudiar la nota 13

Estándar

​ En los últimos treinta años la realidad del elemento prehispánico en Canarias, y concretamente en Tenerife, está siendo analizada cada vez más y prueba de ello son varias publicaciones, algunas monográficas, que, con naturalidad, han concedido entidad a un contexto y un escenario diferentes al que durante siglos se había puesto encima de la mesa[2]. Es de sobra conocido que tras la conquista y pacificación de Gran Canaria, Alonso Fernández de Lugo obtuvo de los Reyes Católicos permiso para incorporar canarios a la toma de Tenerife, tanto residentes en Gran Canaria como en Sevilla. Para ello nos servimos de la Real Cédula mencionada por G. Chil y Naranjo a propósito de la cita que hace Margarita Fernández sobre su padre Fernando Guadarteme en 1526:
Y de cómo vino a esta isla y la acabó de conquistar y entregar al poderío de Sus Majestades y cómo pasó a la isla de Tenerife por mandado de los Reyes Nuestros Señores, a la ayudar a ganar y la de La Palma, para lo cual llevó consigo más de sesenta caballeros canarios, sus vasallos y deudos, algunos a su costa y debajo de su poderío y mando, las cuales islas acabadas de conquistar, estando de partida para la Corte, falleció en Tenerife[3].
Entre estos más de 60 caballeros canarios vienen con Fernando Guadarteme hombres apellidados Vizcaíno, Medina, Hernández, Sánchez o Delgado, denominaciones que en absoluto parecen señalar una procedencia indígena y otras, como Oramas o Ara, que, aunque han cambiado su forma y hoy nos parecen normales en la isla, no se asemejan a los apellidos tradicionales de Castilla. Sin embargo, unos y otros eran aborígenes canarios.
A nosotros nos interesa el apellido Ara, que, como acabamos de decir, es de esos que han cambiado un poco su grafía: era en su origen Dana, pues parece ser que deriva de Rutindana o Autindana. Así, por ejemplo, figura en la Memoria de los primeros vecinos de El Realejo que recientemente ha publicado A. Luque y dice de él llamado Autindana [Rutindana] en alusión de la gentilidad, hermoso y gallardo[4]. Quiere la tradición[5] que Autindana o Rutindana, llamado después de cristianizado Juan Dana –o por cualquiera de sus otras formas Juan de Ana, Juan Dara o Juan de Ara- sea hijo de Autindana y de su esposa Catalina o Antona, la cual pasó a Tenerife, siendo ya viuda y casada en segundas nupcias con Rodrigo el Cojo[6].
Con este hombre lo relaciona un documento del día 18 de septiembre de 1501 en Icod. Precisamente Lugo escogió, entre otros lugares, el Icoden guanche tras la conquista para beneficiar a los canarios que había traído por sus condiciones climáticas, sus ricas tierras y el agua que disponía.
18-9-1501, fol. 20. Rodrigo el Coxo y Juan Dana 4 cahíces de sembradura en Icoden, junto con lo del criado de Castro, Gonzalo. Que se vos asiente un cahíz y a vuestro entenado Juan de Ana.
No obstante, el primer documento en el que aparece su nombre es del 22 de enero de 1501. De ello debe deducirse su mayoría de edad en este momento:
22-1-1501. Pedro Delgado y Juan Dana, de la Grand Canaria. Un manantial que rezuma de una peña que es en Tahoro arriba del auchón de Rey Grande y 7 fanegas de tierra de sembradura junto al dicho manantial.

  1. Juan Dara en las datas.

Pero, a las tierras ya señaladas en Icod y en Taoro, hay que añadir otras propiedades que Juan Dara recibió gracias a distintas datas que le fueron entregadas en Taoro, Icod y Abona, como podemos ver:
1.- En Taoro:
13-8-1503. Juan de Ana. Doy a vos -natural de la Gran Canaria- 4 cahíces en Taoro más allá del barranco arriba de un pino, de abajo linda con Francisco Mayor y de arriba con la montaña. Que se vos asienten 2 cahíces.
2.- En Icod:
21-8-1504. Juan Dana, vecino, unas cuevas que están en Icode en un barranco junto con el corral del Zapatero y dos más, una fuente de agua que nace en el dicho barranco y dos más en un cahíz de tierra de sembradura junto con el dicho barranco. Que digo que vos la do la dicha fuente con tal que no pase perjuicio y así mismo vos do las dichas cuevas y tierras.
3.- En Abona debieron dársele varias tierras con las que lo relacionan dos documentos, uno de 1522 y otro de 1558:
17-11-1522. Pedro Luys, en vecindad y como conquistador, 3 cahíces de tierra de sembradura en el Reyno de Abona, que es una ladera que ha por linderas de la parte de abajo un barranco que se llama Boxo a fuer de guanches, e por arriba el camino Real y con un pino gordo que está solo, las cuales dichas tierras se dicen en lengua guanche Tapepente, y más una cueva que está frontero con las tierras de Juan Dana con su corral para ganado. Vos do 2 cahíces.
1558, en la escribanía de Anchieta:
Antonia de Ara, María Sánchez, Francisca de Ara y demás hermanos hijos de Juan de Ara, difunto, transacción sobre las tierras de Abona, que quedaron de dicho su padre, lindan con el barranco de vadajos (y de atrás) cuevas del auchón, por arriba los Pinales por abajo camino a los Frontones, con Bartolomé Cabrera que da ocho o diez fanegadas, (por) quitarse de pleitos y el dicho Bartolomé (…dio) de abajo tributo dicho Álvaro Núñez.
Sabemos, además, que en la zona realejera tuvo al menos un solar al que se hace mención en las datas:
Juan de Lamego. Un solar en el cual vos vivís, linderos abajo solar de Juan Dana, arriba hasta encima de una zarza grande y por delante el camino que va a Santa María[7].
Lamego sólo recibió tierras en Higa, por lo que suponemos que este solar es el mismo que Catalina Sánchez deja a su hijo Juan Perdomo en el testamento que otorgó antes de fallecer ante Gaspar Justiniano el día 19 de noviembre de 1549.
Como acabamos de ver, estas datas no confirman la llegada de Juan Dara a Tenerife como conquistador. La primera información que, al respecto, hemos localizado tiene que ver con un instrumento bastante posterior otorgado ante J. Vizcaíno:
12 de septiembre de 1540. Sepan cuantos esta carta vieren como yo, Pedro Hernández, natural de esta isla de Tenerife y vecino de ella, otorgo y conozco que doy a renta y en nombre de renta a vos, Juan Dana, conquistador, … a saber sesenta y cinco cabrillas.
En su testamento otorgado ante Juan Vizcaíno el día 13 de marzo de 1550, Juan Dara reconoce ser de Gran Canaria y estar avecindado en el Realejo de Taoro, en cuya iglesia de Nuestra Señora de la Concepción pide ser enterrado. Señala además en este documento que su esposa Catalina Sánchez ha fallecido. Y nombra por este orden a los siguientes hijos: Antonia de Ara, María Sánchez, Juan Perdomo, Francisca de Ara e Isabel de Ara.

  1. Descendencia de Juan Dara y Catalina Sánchez.

Los nombres de los hijos de Juan Dara vienen corroborados en varios instrumentos. Así en su testamento, en el citado documento de 1558 sobre la transacción hecha de unas tierras en Abona, que lindan con el barranco de Badajoz; y en otro posterior de 1561 sobre una redención de tributos impuesta sobre tierras y casas en Los Realejos a Manuel de Frías, tributo que le impusieron sus padres Juan Dara y Catalina Sánchez.
En la medida de nuestras posibilidades, trataremos de analizar a continuación la descendencia de Juan de Ara y sus hijos hasta el año 1600.
1. A tenor del citado testamento, la hija mayor del matrimonio de Juan Dara y Catalina Sánchez resulta ser Antonia Dara. Según se desprende de la información que facilita el testamento de su padre, obtuvo dote para casar con Luis Sánchez, hijo de los canarios Juan Pascual y Juana Hernández[8].
Luis Sánchez falleció pronto, pues hizo testamento en 1534, dejando como albacea a Gil Rivero, su cuñado, marido de Catalina Moreno. Antonia Dara testó ante J. Ramírez, 1567, fol. 404, pero no hemos podido localizar su testamento. Debió ser una mujer cuyo carácter le permitió afrontar en solitario cualquier protocolo que en aquellos tiempos realizaba un hombre, pues no volvió a contraer matrimonio. De su vida se deriva documentación relacionada con sus tierras y sus cabras, como por ejemplo la que otorgó el día 4 de marzo de 1555 en el Realejo, ante Juan Vizcaíno, donde dice:
Sepan cuantos esta carta vieren como yo Antonia Dara vecina de esta isla de Tenerife en el lugar de La Orotava ansi como tutora e educadora que soy de las personas e bienes de María Perdomo e Lucía Sánchez, mis hijas legitimas e hijas de Luis Sánchez, mi marido difunto, que en gloria sea e por verdad de la carta de tutela…por esta carta doy a renta a vos Juan Delgado, vecino de esta isla, e saber 30 cabrillas de año…que ya tenéis recibidas en poder que vos dio Cristóbal Delgado, vuestro padre que las debía … las cuales vos doy a la dicha renta …e se contar desde el día de pascua de navidad próximo pasado de la salida del año de 1555 hasta que sean cumplidos e acabados los dichos 3 años por renta de las dichas 30 cabrillas.Firma Juan Delgado.
Posteriormente, el día 29 de febrero de 1555 ante Juan Vizcaíno otorga renta de 30 cabrillas a María de Torres[9], el 6 de marzo de 1555 de 60 cabrillas a Diego de la Sierra y en 1559 vende un solar en la calle Rodapalla (sic) a Mateo de las Casas, su sobrino, ante Anchieta.
De este matrimonio de Luis Sánchez y Antonia Dara sólo hubo dos hijas, Lucía Sánchez y María Perdomo:
1.1. Lucía Sánchez, que no casó. En 1571, fol. 420, Lucía Sánchez hace donación de parte de sus bienes a María Perdomo, su hermana y testó el día 9 de agosto de 1597 en la Escribanía de Anchieta.
1.2. María Perdomo, la segunda hija de este matrimonio es la que nos interesa porque continúa la descendencia. En 1560, en la Escribanía de Anchieta figura su dote con Gonzalo Báez, su marido, vecino de Acentejo y en 1596 hizo testamento ante N. de Cala[10]. Declara que casó con Gonzalo Báez y que es hija de Antonia de Ara y de Luis Sánchez, y que Antonia es hija de Juan de Ara, el conquistador. Dice también que tuvo hijos y uno de ellos es Gonzalo Báez que casó con Marta López.
De este dato se deduce su matrimonio con Gonzalo Báez, quien había contraído primeras nupcias con Inés Álvarez.
El testamento de Gonzalo Báez aclara algunos datos más respecto de su descendencia. Fue otorgado ante el escribano J. Márquez en Sentejo, en las casas de la morada del dicho Gonzalo Báez, en primero de abril de 1564. Entre otras cosas, Gonzalo Báez quiere ser sepultado en el Monasterio de San Francisco de La Orotava, en la sepultura que allí tiene y declara que al tiempo que se casó con María Perdomo, su legítima mujer segunda, trajo a su poder ciertos bienes dotales y le mandé cierta cantidad de arras como parecerá por escritura que de ello le hice ante el escribano de La Orotava, mando que sea pagada del dicho su dote. Finalmente, cumplido y pagado este su testamento nombra por sus herederos universales a María y Gonzalo, sus hijos y de la dicha María Perdomo.
Dentro de este testamento es necesario señalar que deja una esclava negra, Teresa, que fue suya y de Inés Álvarez, su mujer primera, quien por su testamento dispuso que sirviera al testador durante los días de su vida, por lo que al tiempo de su fallecimiento sea libre la dicha Teresa. Sin embargo, a los hijos de ésta Salvador, Isabel, Magdalena y Luis, sus esclavos, les fija 20 doblas a cada uno de ellos para que sean horros y libres.
Gonzalo Báez tuvo al menos un hijo con Inés Álvarez llamado Juan Fernández, que casó con Beatriz Hernández, hija de Hernán González y María Pérez, en La Matanza[11]. Pero de su matrimonio con María Perdomo, como hemos visto, señaló dos hijos más:
1.2.1. María. No sabemos si casó porque no hemos encontrado que generara ningún tipo de información a lo largo de su vida. Ello nos hace suponer que no tuvo descendencia.
1.2.2. Gonzalo Báez que casó en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava el día 25 de octubre de 1585 con Marta López, hija de Melchor González y Ana Álvarez. Este matrimonio tuvo dote que fue otorgada ante J. Benítez el mismo año de 1585 y se avecindó posteriormente en Acentejo. Su descendencia la conocemos por el testamento que realizó Marta López ante J. González de Franquis en 1624[12]:
1.2.2.1. Francisco Báez[13]. Marchó a San Antonio de Texas.
1.2.2.2. Marcos Méndez, clérigo.
1.2.2.3. Salvador Perdomo, sedero, casado con Beatriz Álvarez y Cejas, hija de Pedro de Cejas e Isabel Pérez[14].
1.2.2.4. María de San Vicente, monja.
1.2.2.5. Diego, bautizado el día 17 de noviembre de 1596. Debió fallecer de niño porque su madre no lo nombra en su testamento.

2. María Sánchez, la segunda hija de Juan Dara y Catalina Sánchez, casó con Juan de las Casas, quien ya era viudo de Ana de Cartaya.
Juan de las Casas hizo un primer testamento en la ciudad de La Laguna con motivo de su marcha a Berbería el día 3 de octubre de 1523 (fol. 437, ante A. de Llerena). Declara en el mismo que se encuentra casado con Ana de Cartaya, que deja por heredero a su hijo Miguel y que es hijo de Juan de las Casas y Juana Hernández. Volvió de Berbería, tuvo otro hijo con Ana de Cartaya llamado Juan de Cartaya y, a continuación, tras quedar viudo, casó con María Sánchez. Testó nuevamente en El Realejo el día 18 de junio de 1545, ante J. Vizcaíno, fol. 139[15].
Da la casualidad de que Juana Hernández es suegra de María Sánchez, porque es la madre de Juan de las Casas, nacido con su primer marido, Juan de las Casas, pero también lo es de su hermana Antonia Dara, porque es la madre de Luis Sánchez, al que tuvo con Juan Pascual, su segundo marido[16].
María Sánchez, a la que llamaban la Canaria, testó, siendo viuda de Juan de las Casas, el día 26 de febrero de 1568 ante Juan Ramírez y señala que es hija de Juan Dara. Declara por hijos a:
2.1. Mateo de las Casas casó con Luisa del Carmen Zamora, y tuvieron los siguientes hijos:
2.1.1. María, bautizada el 17 de abril de 1559 en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava[17].
2.1.2. Ana, bautizada el día 5 de junio de 1560 en la misma parroquia[18].
2.1.3. María, segunda del mismo nombre, bautizada en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción del Realejo Bajo en 1563[19].
2.1.4. Catalina, bautizada el 17 de noviembre de 1571[20].
2.1.5. Francisco, bautizado el 7 de octubre de 1576, como la anterior en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava[21].
2.1.6. José Delgado, de quien sabemos su filiación por la carta de dote otorgada ante Juan Sáez de Gordejuela, 1600, fol. 342, para casar con Melchora de los Reyes, hija de Juan Lorenzo y Margarita de Abreu.
2.1.7. Juan, bautizado en la misma parroquia orotavense el día 8 de diciembre de 1579[22].
De los instrumentos realizados por Mateo de las Casas en las escribanías de Taoro no hemos podido sacar otros datos que aporten luz a su descendencia.
2.2. Lucas de las Casas casó con Juana González, hija de Juan de Vera y Ana de la Sierra. Como veremos ahora, falleció en 1596. Tuvieron por hijos a:
2.2.1. Adrián, bautizado en La Orotava el día 17 de noviembre de 1574[23].
2.2.2. María Sánchez, bautizada el día 20 de junio de 1577 en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava[24]. Casó con Juan de Fraga y vivieron en Abona, según los datos que proporciona la Escribanía de Vilaflor[25].
2.2.3. Blas González y su gemelo Lucas de las Casas, bautizados en La Orotava el día 17 de octubre 1593[26]. Lucas debió fallecer poco después, porque después se bautiza otro hijo con el mismo nombre. En el citado lugar casó Blas González el 6 de noviembre de 1612 con María Hernández, hija de Pedro Hernández Pinto y de Leonor Díaz. Fueron vecinos de Arico.
2.2.4. Andresa, bautizada en La Orotava el día 29 de septiembre de 1594[27]. Dice que sus padres son vecinos de Chasna.
2.2.5. Lucas de las Casas, bautizado en 6 de octubre de 1596 en La Orotava, cuando ya había fallecido su padre. Allí se indica que son vecinos de Arico, donde habitará también con su familia. Figura como alférez en la Escribanía de Vilaflor y casó con Isabel González, según se deduce de los datos obtenidos de la misma Escribanía[28].
2.2.6. Ana de la Sierra, que también fue vecina de Arico[29]. Casó con Sebastián Luis.
2.2.7. Antonia de Ara. Sabemos de su existencia, porque el día 4 de septiembre de 1609, ante A. Romero, hizo un poder a su marido Pedro Martín, para cobrar una herencia de su tío Manuel González, y en él especifica que es hija de Lucas de las Casas[30].

2.3. Adrián de las Casas. Según documentación que se conserva en el Archivo Municipal de Los Llanos de Aridane en La Palma, casó con María Francisca, hija de Francisco Hernández y María Cáceres. Tuvo al menos tres hijos en Los Llanos de Aridane:
2.3.1. Adrián de las Casas, casado primero con Juana de León, hija de Juan de León e Isabel Perera[31], y en segundas con María Francisca.
2.3.2. Ana de las Casas, casada con Esteban de León, hijo de Susana de León, de Argual[32].
2.3.3. Mateo de las Casas, casado con María Sánchez[33].
2.4. Marcos de las Casas hizo testamento en el año 1558, fol. 273 en el oficio de Anchieta. Declara ser hijo de Juan de las Casas y María Sánchez y que no deja sucesión, puesto que es soltero.
Las dos hermanas mayores, Antonia Dara y María Sánchez, que hemos visto hasta ahora pasan por ser las que ofrecen mayor documentación al investigador.

3. Juan Perdomo, el único hijo varón de Juan Dara y Catalina Sánchez, debió ocupar parte de las tierras que sus padres tenían en San Juan de la Rambla. No generó mucha información en su vida, pero podemos decir que era ganadero, como se deduce de alguno de estos documentos. En 1544, fol. 126, ante J. Vizcaíno confirma su relación con su familia grancanaria donde puede leerse:
Juan Perdomo, hijo de Juan Dara y Catalina Sánchez, poder a Arriete Perdomo Bethencourt, su primo, hijo de su tía Tenesoya o Doña Luisa Bethencourt y Maciot Perdomo Betancourt.
Con posterioridad a esta fecha, Juan Perdomo casó con Juana Castellano. Aproximadamente a principios de junio de 1562, fallece Juan Perdomo, cuando Juana ya era viuda y figura como tutora de sus hijos menores el 5 de julio, ante J. Vizcaíno, ff. 308 y 235:
Sepan cuantos esta carta vieren cómo yo Juana Castellana, viuda, mujer que fui de Juan Perdomo, difunto, que en gloria sea, vecina de esta isla de Tenerife en el lugar de San Juan del Malpaís, por mí, como madre e tutriz de Ana, Melchora y Blas, mis hijos menores y del dicho Juan Perdomo, mi marido…
No obstante, de la vida de sus hijos podemos decir que:
3.1. Ana Perdomo casó en San Juan de la Rambla el día 14 de noviembre de 1569 Domingo Martín, hijo de Martín Pérez y Juana Hernández[34]. De la poca documentación encontrada sobre esta mujer existe un instrumento del año 1570, fol. 167 en el que dice que Domingo Martín casó con Ana Perdomo, hija de Juan Perdomo y de Juana Castellano y nieta paterna de Juan Dara…
3.2. Melchora.
3.3. Blas Perdomo.
Juana Castellano tuvo un hijo natural en 1565 llamado Juan y casó nuevamente el día 7 de enero de 1571 en la parroquia de San Juan de la Rambla con Miguel Perdomo. El día 22 de noviembre de 1571 Ana Perdomo aprueba la venta que hace su madre de una casa que había heredado de Juan Perdomo. Puesto que sólo Ana Perdomo otorga este documento y no nombra más hermanos, suponemos que éstos, Melchora y Blas, no llegaron a adultos.

4. Francisca Dara, la tercera hija de Juan Dara y Catalina Sánchez, casó con Sebastián de Medina, hijo de Juan Vizcaíno y María de Medina, grancanarios, como los anteriores. En los Acuerdos del Cabildo con fecha 18 de agosto de 1540 se nombra un Sebastián de Medina como alcalde de Santa Catalina y en la reunión capitular del día 8 de mayo de 1542 este mismo nombre figura como guarda en el puerto del Malpaís de la Rambla[35]. En ese mismo año, el día 6 de noviembre, ha abandonado el cargo de guarda y se ha trasladado a vivir a La Orotava. Las fechas parecen coincidir con el momento en que este matrimonio cambia su residencia desde el Realejo a La Orotava, puesto que también figura como vecino en la Memoria de los primeros vecinos de La Orotava. La escasez de cualquier otro dato de carácter personal nos impide afirmar con certeza que se trata de Sebastián de Medina, el marido de Francisca Dara. Entre ambas ciudades se diluye su rastro con facilidad. Sabemos, eso sí, que ya había fallecido a comienzos de 1566, pues el día 12 de enero de 1566 ante S. de Asoca, Ana de Medina, hija de Sebastián de Medina, difunto, su curaduría en Francisca Dara.
Su descendencia es muy breve, pues en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción del Realejo de Abajo bautizaron un hijo:
4.1. Diego, 1544[36]. Debió fallecer de niño.
Y en La Orotava bautizaron otros dos:
4.2. Ana de Medina, bautizada en 1546[37]. No disponemos de documentación que nos permita afirmar que alcanzara descendencia y tan sólo podemos citar un expediente que confirma que llegó a adulta:
Ante S. Quiñones, 1579, fol. 1129. Ana de Medina, hija de Sebastián de Medina y Francisca de Ara, difuntos, vecinos que fueron de la Orotava, venta que hace de un tributo.
Con posterioridad a esta fecha las pistas que llevan a ella se pierden y reside en 1592 en La Orotava, donde una de sus esclavas, Elena, bautiza un hijo. Debió pasar sus últimos años en la isla baja, pues en San Pedro de Daute su esclava Leonor tiene un hijo en 1597.
4.3. Lucas, bautizado el día 6 de agosto de 1548[38]. Como su hermano Diego, no debió llegar a adulto si nos atenemos al testamento que otorgó Francisca de Ara en 1577, fol. 664 en el oficio de Anchieta. Señala que es mujer de Sebastián de Medina y que fue su hija única Ana.

5. Isabel Dara, la última hija de Juan Dara y Catalina Sánchez, casó con el portugués Manuel Díaz, hijo de Juan Yanes e Inés Díaz, puesto que su dote pasó ante J. Vizcaíno el día 29 de […] 1550, fol. 138. En este momento ya había fallecido su madre[39].
Este matrimonio residió en San Juan de la Rambla, donde se genera casi toda su documentación, pero a tenor de la anotación que figura en los extractos de protocolos del oficio de Anchieta, en La Orotava en 1573, fol. 134, también pudo hacerlo en Abona, pues allí puede leerse: Francisco González, venta de tierras en Abona de Manuel Díaz y de Isabel de Ara, su mujer, hija de Juan de Ara, conquistador, y de Catalina Sánchez, vecinos de Abona.
Sabemos que Isabel Dara testó en el oficio de Anchieta en 1587, fol. 155, pero el mal estado del protocolo nos ha impedido consultarlo. No obstante, continuaba viva el día 22 de octubre de 1592, cuando otorga un poder junto con sus hijos o, al menos, con los que llegaron a ser adultos. En resumen, declara que sus herederos y de su marido, Manuel Díaz, son Sebastiana Dara y Juan Dara, que hacen el poder a su otro hijo, Manuel Díaz. La escasa información acerca de la trayectoria vital de estos tres hijos se resume brevemente y casi podemos aventurar que en esta casa el apellido Dara/De Ara no pasó la frontera del año 1600:
5.1. Juan Dara.
5.2. Sebastiana Dara.
5.3. Manuel Díaz.
Juan Dara murió soltero y dejó por heredera a su hermana Sebastiana Dara, como ella reconoce en otro poder a su hermano Manuel Díaz ante J. Sáez de Gordejuela el día 4 de agosto de 1600:
Sepan cuantos esta carta vieren cómo yo Sebastiana de Ara, vecina que soy de La Rambla…como nieta legítima y heredera que soy de Juan de Ara, mi abuelo legítimo, difunto, padre legítimo de Isabel de Ara, mi madre, legítima mujer que fue de Manuel Díaz, mi padre, difuntos, e así mismo como heredera que soy de Juan de Ara, mi hermano legítimo, difunto, cuya herencia de los susodichos y cualquiera de ellos tengo aceptada.
La soltería de Sebastiana de Ara de deduce de un poder que otorga para que su hermano Manuel Díaz gestione su herencia. Y con respecto a éste, en 1599, fol. 203, ante J. Sáez de Gordejuela toma posesión de unas tierras en Acentejo. Posteriormente, en 1600, en un documento otorgado por el mismo escribano declara que es vecino de la Rambla y solicita, junto con Juana González, viuda de su primo Lucas de las Casas, las tierras de Abona que fueron de su madre Isabel Dara y de su abuelo, Juan Dara, que lindan con el Barranco de Badajoz, a las que ya nos hemos referido con anterioridad. Después ningún instrumento nos ha ayudado a establecer las últimas líneas de su vida personal.

  1. Los últimos Dara: Beatriz Dara, un caso singular. El apellido Ara en Abona

Hemos querido dejar para el final un caso en el que el apellido Dara/De Ara se transmite por personas que no descienden de Juan Dara y Catalina Sánchez y otro, el de los Ara en Abona, cuyo origen se remonta al año 1596 y se halla en los documentos hasta el siglo XIX.
El día 22 de agosto de 1569 casaron en la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava Blas González, zapatero, y Beatriz de Mora[40]. Por la Memoria de los vecinos de La Orotava que se conserva en el Fondo Zárate-Cólogan del AHPSC sabemos que Beatriz de Mora es hija de Rodrigo Hernández y Catalina González. Allí podemos leer:
Rodrigo Hernández, aserrador, marido de Catalina González. Hijos: Ignacio, su bautismo en 1551 y Beatriz de Mora, mujer de Blas González. Su dote en 1569. La dicha Catalina González, hija de Juan González Piñero y Abreu, vecino del Realejo, y de Isabel Afonso, naturales de la isla de San Miguel.
El matrimonio formado por Rodrigo Hernández y Catalina González se movió por las tierras de Taoro, donde siguió bautizando hijos entre 1555 y 1569. En concreto en la parroquia de Santiago Apóstol del Realejo de Arriba se inscribieron cuatro hijos más (en 1555 a María, en 1559 a Juan, en 1565 a ¿Ginebra? y en 1569 a Asencio)[41].
Sin embargo, hemos querido referirnos a Beatriz de Mora como Beatriz Dara y hemos dicho que se trata de un caso singular, porque es la misma persona: en la inscripción correspondiente al 22 de agosto de 1569 se dice que Blas González es zapatero y la contrayente se llama Beatriz de Mora. No obstante, el día 1 de enero de 1570 se otorgó ante J. Ramírez la dote a Beatriz Dara y fue concedida por María Perdomo, hija de Antonia de Ara. Allí se puede leer:
Sepan quantos esta carta vieren como yo maria perdomo, muger de gonzalo bais, difunto, vezina deste lugar de la Orotava, otorgo y …. A vos beatris dara vezina de la ysla y a vos, Blas gonsales, portugués, estante en esta dicha ysla e digo que por quanto vos la dicha Beatris Dara desde niña de quitica estuvisteis en la casa de mys padres y hermanos y después de casada yo con el dicho Gonzalo bais my marido me fuisteis quatro años e después de viuda me servisteis otros seis años todo este dicho tiempo a si los dichos mys padres como mys hermanos e marido e yo vos emos tenido que esta casa e dado de comer y bever y bestir y calsar y todo aquello que vos avíades menester, ornato e sustento, e vos nos aveys huido en todo este dicho tiempo… e digo que por quanto mereseis más de aquello que de nos aveys recibido e agora vos casais y esta asuntado e consertado casamiento que os caseis ligitimamente con el dicho Blas Gonsales que esta presente por tanto por el tenor de la presente carta de my libre y espontánea voluntad otorgo e conosco que me obligo de dar e pagar a vos, el dicho Blas Gonsales, e a vos, la dicha Beatris Dara, e por vuestros propios bienes dotales para bos mesma como cosa de dote y en paz e ynsolidum de todo aquello que meresiades o podiades mereser … en precio de dies y seis doblas … una saya blanca teneys e dos syllas y una meza de palo e otra e un manto de anascote nuevo e un e dos de lienço blanco etc.
De este matrimonio hemos localizado los siguientes hijos:
1.1. Isabel de Ara, que fue bautizada en La Orotava en 1571[42] y casó con el viudo Sebastián González en 1597 en La Victoria[43]. De ellos hablaremos seguidamente.
1.2. Blas González, que casa en 1602 en La Victoria con María Pérez[44].
1.3. Pedro Blas de la Mora, quien debió casar alrededor de 1606, fecha en que tuvo dote para casar con Ana de Valladares[45].
1.4. Juan González, que fue bautizado en La Orotava en 1586 y casó en Santa Úrsula en 1623 con Inés Pérez.
1.5. Ana Morena, que casa con Diego Pérez en La Victoria en 1611[46].

Este último matrimonio y el formado por Sebastián González e Isabel de Ara debieron fijar su residencia en Santa Úrsula, puesto que cuando se abre esta parroquia, en 1614, comienzan a figurar sus nombres como padres o padrinos[47].
Los hijos y nietos de Isabel de Ara, Juan González de Ara y Ana Morena difundirán el apellido De Ara y, sobre todo, su compuesto González de Ara, pero curiosamente algunos hijos del primer matrimonio que Sebastián González celebró con María Pérez también lo harán, como podemos comprobar gracias a la dispensa que pidieron en 1703 Bartolomé González de Ara y Ana de Rosario[48]:
Benito González Sebastián González
I I
Ana Francisca Sebastián González (de Ara)[49]
I I
Mª de la Encarnación Juan González de Ara[50]
I I
Ana del Rosario Bartolomé González de Ara
Al parecer el segundo Sebastián de este documento, casado con María Pérez Núñez, en 1637, en Santa Úrsula, es fruto del primer matrimonio de Sebastián González y usó el apellido González de Ara[51].
Hasta aquí las referencias a la extensión del apellido De Ara a través de Beatriz Dara.
Pero, además y para finalizar, teniendo en cuenta que a Juan Dara se le concedieron tierras en el sur de Tenerife, concretamente en la comarca de Abona, debiera ser normal encontrar este apellido en algún momento por aquellos lugares. Si bien las personas que hemos mencionado en relación a estas tierras no utilizaban el apellido Dara, éste aparece merced al matrimonio de Francisco Hernández Cartaya con Lucía Hernández. Los contrayentes tuvieron su dote en la Escribanía del Realejo en 1596, fol. 608, donde se indica que Lucía Hernández es hija de Juan de Vera y Ana de la Sierra, vecinos de Abona. No se dice nada al respecto de Francisco Hernández Cartaya y, aunque suponemos que se trata de un nieto de María Sánchez y Juan de las Casas, aún no disponemos de la información para confirmarlo. Entre sus hijos hemos localizado a los siguientes:
1. Juan Francisco Cartaya, que contrajo matrimonio con María de Vargas[52].
2. Lucía fue bautizada en Vilaflor el día 12 de junio de 1601.
3. Ana de Cartaya, casada con un Gómez de Arico.
4. Antonia de Ara que casó en Vilaflor hacia 1635 con Francisco Delgado[53]. La inscripción indica que todos son vecinos de Arico. Aunque nos adentremos de forma breve en el siglo XVII, sea sólo para indicar que a partir de esta mujer el apellido pasa a su nieta y desde ese momento oscila entre Dares y Dárez, siempre en la ciudad sureña de Arico, donde encontramos la última mención al mismo en un matrimonio celebrado allí el día 19 de marzo de 1827 entre Juan Marrero Dara, hijo de Juan Marrero y Antonia Dares, y Catalina Trujillo Hernández[54].

  1. Conclusiones

Al finalizar este recorrido por la historia del apellido Dana/Dara/De Ara/Ara y por los avatares de esta familia nos damos cuenta de que hemos querido reflejar en estas líneas la propia historia de Canarias: ocupación del territorio, las costumbres matrimoniales (endogamia), economía de subsistencia (cabrillas), la esclavitud (Teresa, la negra, y de Ana de Medina) y la adopción (Beatriz Dara), la emigración a América (Francisco Báez de Benavides) y la evolución del asentamiento dentro de la isla (desde el norte a otros espacios de la isla como el sur a través de la cumbre y las medianías altas). En definitiva, los Ara recibieron terrenos para labrarse un futuro, compartieron su vida al principio con otros familiares procedentes de Gran Canaria, cambiaron sus costumbres y evolucionaron dentro y fuera de la isla hasta tal punto que cedieron su apellido para que otros lo usaran como propio.

Genealogía de México 32935 Ahora TODOS los miembros pueden recibir suscripciones gratuitas en los sitios de lo s socios de FamilySearch

Estándar
Para ver este correo electrónico como una página Web, haga clic aquí.

A partir de hoy, suscripciones gratuitas en FamilySearch con los sitios de los socios Ancestry.com, findmypast.com, y MyHeritage.com estarán disponibles para TODOS los Santos de los Últimos Días.

FamilySearch

Webinar%20Email%20Header%20Graphic%20800x600

A partir de hoy, suscripciones gratuitas en FamilySearch con los sitios de los socios Ancestry.com, findmypast.com, y MyHeritage.com estarán disponibles para TODOS los Santos de los Últimos Días.

Estas suscripciones les proporcionarán acceso a las mejores herramientas, funciones y recursos disponibles en cada sitio de Internet y las pueden usar en la comodidad de su hogar. Este beneficio gratuito tiene un valor anual de $900, y es un reconocimiento de la inversión de tiempo y diezmos que los miembros de la Iglesia hacen para estos registros compartidos.

Las suscripciones gratuitas están disponibles en:

Abrir nuevas opciones de descubrimiento

Las suscripciones para estos sitios comerciales de historia familiar proporciona a los Santos de los Últimos Días aproximadamente 3,5 veces el contenido en línea (más de 17,8 mil millones de registros) para ayudarlos a encontrar y llevarles las bendiciones del templo a sus antepasados. Actualmente, los miembros de la Iglesia pueden enviar nombres por medio de FamilySearch.org y Ancestry.com; se está desarrollando una funcionalidad similar en findmypast.com y MyHeritage.com.

Difundir la palabra

Le animamos a compartir las buenas nuevas con la familia, amigos y vecinos – y, por supuesto, con los que sirven en el llamamiento de historia familiar. Reenvíe este correo electrónico, publíquelo en su muro de Facebook, e imprima el folleto informativo adjunto para compartirlo en la iglesia el domingo.

Más información

Visite support o 1-866- 406-1830.

open.aspx?ffcb10-fe5610777c620c7f7115-fdf81d7672600c7f74147275-fe6315707166057a711d-fe57177076620d7b7c10-fe28137677660279771579-ffcf14&d=10041

Genealogía de México 32934 Título de Duque de Moctezuma de Tultengo, con Grandeza de España.- BOE de 2 de en ero de 2014.

Estándar

Título de Duque de Moctezuma de Tultengo, con Grandeza de España.- BOE de 2 de enero de 2014.

De conformidad con lo prevenido en el Real Decreto de 27 de mayo de 1912, este Ministerio, en nombre de S. M. el Rey, ha tenido a bien disponer que, previo pago del impuesto correspondiente, se expida, sin perjuicio de tercero de mejor derecho, Real Carta de Sucesión en el título de Duque de Moctezuma de Tultengo, con Grandeza de España, a favor de don Juan José Marcilla de Teruel-Moctezuma y Valcárcel, por fallecimiento de su padre, don Juan José Marcilla de Teruel-Moctezuma y Jiménez.

Madrid, 18 de diciembre de 2013.- El Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez.